Artículo: Historia de la exploración urbana

Historia de la exploración urbana o Urbex. 

Lo cierto es que no existen documentos históricos que permitan contextualizar el origen de la exploración urbana de lugares abandonados con exactitud. Este articulo recopila y expone todos los datos entrono al termino Urbex en una significativa cronología histórica.

Los primeros indicios que suscitan un atisbo del incipiente nacimiento de lo que hoy conocemos como Urbex, surgen en pequeños hechos puntuales -independientes entre si-. Así pues, en opuestos puntos del mundo, con distintos protagonistas y en diferentes épocas, emergen de un modo metafórico las primeras pinceladas de un mismo lienzo aún por descubrir; la exploración urbana.

En 1861, Walt Whitman describió su primera experiencia como explorador en el ‘Brooklyn Standard’ con su inspección el túnel abandonado de la Avenida de Atlántico en Brooklyn. Aunque Whitman no supo captar la esencia que caracteriza a los exploradores urbanos y en su escrito solo remarcó los aspectos negativos de su visita.

Uno de los primeros nombres relacionados al Urbex fue también Philibert Aspairt. Éste francés desapareció en 1973 mientras se adentraba a explorar las catacumbas existentes bajo la ciudad de París, un entramado laberinto de 272 kilómetros soterrado bajo la ciudad del amor. Su cuerpo sin vida se encontró once años después.

En 1959, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, un grupo de estudiantes organizaba excursiones a lugares abandonados próximos al campus. Otro ejemplo fue Bob Diamond el cual, a sus 18 años, se infiltró en los sellados túneles de la Av. Del Atlántico de Brooklyn en los años ochenta.

El primer movimiento Urbex como tal, aflora en la década de los sesenta en la ciudad de San Francisco (California), dónde un grupo llamado Suicide Club exploraba lugares abandonados muy peligrosos -de ahí su particular nombre-.

En Europa este fenómeno florece en Alemania y se expande rápidamente a Francia, dos países pioneros en esta actividad. Posteriormente, en la década de los setenta y ochenta, es cuando emergen los primeros exploradores en España.

En los últimos diez años el numero de exploradores ha aumentado gradualmente. El origen de este creciente fenómeno emana en 2006, época en que los medios de comunicación se hicieron eco de la existencia de la exploración urbana e iniciaron una divulgación masiva entorno a esta ‘extraña’ y ‘novedosa’ actividad en tele-noticias, periódicos, documentales, etc.

Actualmente, sólo en Google se encuentran más de 450.000 resultados acerca de este término. Así pues, en Internet encontramos una enmarañada telaraña dónde conviven las webs de miles de exploradores, los blogs, foros, galerías fotográficas, mapas y demás.

El futuro de nuestra singular afición por los lugares abandonados es incierto y sólo el paso del tiempo nos marcará su evolución.

OTROS ENLACES DE INTERÉS:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *