En el mundo de la exploración urbana no existe una normativa escrita -al menos en el sentido literal- que nos defina cómo debemos actuar cuando visitamos un lugar abandonado. Sin embargo, sí que encontramos un tipo de ‘código moral’ muy extendido entre los amantes del Urbex, formado por unas directrices muy sencillas y de sentido común, que todo buen explorador debe seguir:

  • Entrar y salir sin ser visto.
  • Respetar cualquier abandono.
  • No desvelar nunca las localizaciones.
  • No robar ningún objeto -aunque parezca valioso-.
  • El único recuerdo que nos llevamos son nuestras fotografías.

Disfrutad de la experiencia!

4 comentarios

  1. Eso es lo que yo hago cundo entro en algun sitio abandonado

  2. Un lugar abandonado es como un cementerio, hay que respetar a los recuerdos muertos, no vaya a ser que el que se lleve “algo” se lleve una desgracia con él por avaro.

  3. Que interesante. He explorado cientos de sitios abandonados y tan recónditos que creo que la mayoría no los conoce. Sitios que dan mucho miedo y respeto.

    1. Author

      Entonces eres toda una exploradora urbana!! Y afortunada!! Pocos pueden decir que han explorado tantos lugares y desconocidos!! 🙂

      Me alegro que compartas nuestra afición por el Urbex y te animo a seguir en tu búsqueda y quién sabe… podrías algún día compartir tus fotografías o historias en un blog/web!

      Gracias por tu comentario. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.